compartir en:

Pittsburgh,.- Una genialidad del corredor Ezekiel Elliot cerró con broche de oro un emocionante final de partido, al darle una sufrida victoria de 35-30 a Vaqueros de Dallas (8-1) sobre Acereros de Pittsburgh (4-5), en juego por la décima semana de acción en la NFL.
Apenas con 1:13 minutos por jugarse, el pasador local Ben Roethlisberger parecía haberle dado el triunfo a su equipo, al confundir a la defensiva local al amagar con clavar el balón para detener el reloj y, en cambio, lanzar pase flotadito para Antonio Brown en las diagonales, que era el 30-29 a su favor.
No obstante, por principio de cuentas, el “Big Ben” fue interceptado cuando intentaba la conversión de dos puntos, con lo que la diferencia era de apenas un punto y, en seguida, Elliot y el pasador Dak Prescott se combinaron para darle el triunfo a los texanos.
En una defensiva relampagueante, que consumió apenas 33 segundos en el reloj, Vaqueros le dio otra vez la vuelta al tanteador, luego que Elliot entró a las diagonales en una escapada de 32 yarda. El duelo resultó emocionante de principio a fin y aunque Acereros salió de la primera mitad con ventaja de 15-13, debido a que fallaron dos conversiones, Vaqueros fue más contundente en el duelo de ofensivas que se vivió en la segunda, al sacar ventaja de 22-15.
El “Big Ben” aportó 408 yardas y tres touchdowns para la causa “metalera” al completar 37 pases en 46 intentos, mientras Prescott acumuló 319 y puso dos en las diagonales.
NTX