La Dirección de Protección Civil del Estado inspeccionó las condiciones en las que se encuentra el edificio de la Casa de Morelos, con el objetivo de alertar sobre riesgos de desprendimiento de cornisas, después de que gente afín al rector de la UAEM, Alejandro Vera Jiménez, hizo perforaciones en la fachada para colgar mantas.
El secretario de Administración, Alberto Barona Lavín, manifestó ayer que el bloqueo de la entrada principal afectaba el libre acceso al edificio, tanto de los 524 trabajadores, como de los ciudadanos que todos los días acuden a realizar trámites.
Precisó que la inconformidad social forma parte de la vida democrática del estado, pero eso no quita que haya preocupación por lo que pueda suceder.
Aclaró que como parte de los preparativos del Grito, la Dirección de Protección Civil inspeccionó el inmueble y se alertó sobre posibles desprendimientos de canteras y cornisas.
Los manifestantes colgaron lonas en diversas partes del edificio y para ello, hicieron perforaciones no autorizadas, que pudieran desencadenar desprendimientos.
“Tenemos un dictamen, que nos prohibió colocar cosas de peso sobre las cornisas, y ahora justamente se está haciendo una nueva supervisión”, señaló.
Por Antonieta Sánchez

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...