Jiutepec, Morelos.- Tras cumplir 48 horas de huelga los trabajares de la empresa COMANEL solicitaron ser liquidados conforme a la Ley, ya que los directivos de dicha empresa se declararon en banca rota y han intentado sacar la maquinaria de sus instalaciones e irse del Estado de Morelos.

Esta empresa se ubica en la Ciudad Industrial del Valle de Cuernavaca (Civac) en Jiutepec, y producía equipo eléctrico de media y alta tensión para sistemas de distribución y transmisión de energía eléctrica.

Desde el viernes 12 de abril a las 15:00 horas, el movimiento huelguístico estalló derivado de que no había garantías laborales, por lo que el secretario general de la Industria del Metal, Juan Sergio García Ménez, precisó que son 22 trabajadores los que se ven afectados.

Informó que previo al estallamiento de huelga algunas personas arribaron a la empresa e intentaron llevarse en varios camiones la maquinaria con la que trabajaban los obreros, sin embargo, éstos evitaron el desmantelamiento.

El argumento de los directivos de COMANEL es que ya no hay liquidez, pues ante la cancelación del proyecto del Aeropuerto en Texcoco se vinieron abajo una serie de contratos de producción, sin embargo, García Ménez explicó que tienen conocimiento que establecerán esta empresa en el Estado de México.

“Nos han argumentado que definitivamente están en quiebra, pero por otro lado sabemos que se van a ir al Estado de México, exigimos que liquiden a los trabajadores al 100 por ciento como lo marca la Ley, porque primero están sus derechos laborales, ya intentaron sacar la maquinaria, llegaron con cuatro camiones y grúas para desmantelar la empresa”, explicó.

Añadió que hasta el momento no hay intensión de la empresa por liquidar a los obreros, entre ellos hay quienes trabajaron hasta por 30 años, por ahora se mantienen en las puertas de la empresa con las banderas rojinegras.

Asimismo, aseguró que no permitirán que desmantelen la empresa, pues la maquinaria puede ser la garantía de la liquidación de los obreros, en caso de que la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCyA) les diera la razón pondrían a la venta todo el equipo para pagar a los obreros.

José Azcárate
[email protected]