compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Elena Garro no sólo vivió sus últimos años, y murió en Cuernavaca, también defendió a los campesinos de Ahuatepec a quienes les habían asesinado a su gente y arrebatado sus tierras, por órdenes de Agustín Legorreta, banquero, a partir de 1952.
En 1957 los juegos de niña de Elena Garro “mediante los cuales se transformaba en un general revolucionario como Emiliano Zapata, Pancho Villa y Felipe Ángeles”, se convirtieron en realidad y encarnó al “General Elena”. Acudieron a ella campesinos de Ahuatepec, Morelos, Enedino Montiel, Rosalía Rosas Duque y Antonia Ramírez, a través de su hermana Deva Garro Navarro, quien ya estaba involucrada en el problema, sacando a campesinos de la cárcel por defender sus tierras.
Elena contó los hechos en su columna Breve Historia de Ahuatepec (I,II,III y IV) durante los primeros meses de 1959, antes de que fuera enviada a Nueva York por el presidente Adolfo López Mateos, debido a su activismo social.
Patricia Rosas Lopátegui rescata en El Asesinato de Elena Garro esos textos, en los que Elena da cuenta de su pleito con los tribunales para recuperar las tierras de Ahuatepec para los campesinos. Y lo logró. Después de esto, Renato Leduc escribió “que era la primera vez que los indios ganaban un pleito en la historia del país”.
Los textos aparecieron en el Semanario Presente fundado por Cristóbal Rojas Romero en Cuernavaca, para denunciar fraudes y crímenes de banqueros, industriales, caciques y funcionarios.

Premios

1963 obtuvo el Premio Xavier Villaurrutia, por su novela Los Recuerdos del Porvenir

En 1994 recibió el Premio Nacional de Literatura Juan Ruiz de Alarcón por Testimonios sobre Mariana

En 1996 le fue concedido el Premio Nacional de Narrativa Colima a obra publicada por las novelas Busca mi esquela y Primer amor

En 1996 obtuvo el Premio Sor Juana Inés de la Cruz en el marco de la FIL de Guadalajara.

Elena Garro vinculó parte de su vida a Cuernavaca

Conaculta construyó una librería y Centro Cultural que lleva el nombre de Elena Garro; está ubicado en la calle Fernández Leal del emblemático barrio de la Conchita en el centro de Coyoacán

Se desempeñó como periodista, dramaturga, novelista, cuentista y guionista.

Nació en Puebla el 11 de diciembre de 1916. José Antonio Garro Melendreras, su padre, era español originario de Asturias. Esperanza Navarro Benítez, su madre, oriunda de Chihuahua.

De su infancia en Iguala, Guerrero, provienen los cuentos de La semana de colores (1964)

Estuvo casada con el escritor Octavio Paz con quien tuvo una hija. La pareja tuvo amistades con personajes como Alfonso Reyes, Carlos Fuentes, Albert Camus, Jean Genet.

Obras:

Felipe Ángeles (1979);

Un hogar sólido (1958, y 1983, ilustrado por Juan Soriano);

La mudanza y la recopilación Teatro (FCE, 2009)

Andamos huyendo Lola (1980)

Testimonios sobre
Mariana (1981)  

La casa junto al río (1983)

Y Matarazo no llamó (1993)

Busca mi esquela
& Primer amor (1998)

Un corazón en un bote
 de basura (1996)

La vida empieza
a las tres (1997)

 los cuentos de La semana de colores (1964)

El accidente y otros
cuentos inéditos (1997)

Compromiso
Como periodista Elena Garro entrevistó a Frida Kahlo, Pablo Neruda, Regis Debray y al líder priista Carlos Madrazo Becerra. Hizo reportajes en torno al reparto agrario y trató temas como la condición de las mujeres presas.

 

Diseño/ilustración: Erika Torres / [email protected]