compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Se cumplen dos años de la declaratoria de la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en ocho municipios, y la autoridad local sigue siendo omisa; no atiende las recomendaciones de la Comisión Nacional de Atención a la Violencia contra las Mujeres (Conavim).

La presidenta de la comisión legislativa de Igualdad de Género, Norma Alicia Popoca Sotelo, dijo que debe analizarse la creación de un órgano que vigile la puesta en marcha de políticas públicas para erradicar la violencia, pero que además tenga facultades para sancionar a los servidores públicos omisos en la materia.

“Pues, tal parece, que es lo que quieren; nos están obligando a esto porque de nada ha servido que se les exhorte, no una, sino varias veces, a atender las recomendaciones; el resultado ha sido el mismo, nula atención”, manifestó la diputada al referirse a la fecha en la que se decretó la AVGM, el 10 de agosto de 2015.

Medidas coercitivas

Dijo que el análisis de una medida coercitiva contra los alcaldes, principalmente, dependerá de lo que se decida a nivel federal, donde también se ha puesto sobre la mesa la propuesta.

Agregó que el resultado que tiene el combate de esta conducta contra el género femenino en los ocho municipios en los que está vigente, Cuernavaca, Jiutepec, Yautepec, Xochitepec, Emiliano Zapata, Temixco, Puente de Ixtla y Cuautla, demuestra que no basta que se emitan informes, sino que se requiere de acciones contundentes.

Norma Alicia Popoca agregó que ya en una reunión con el secretario de Gobierno, las asociaciones civiles pro defensa de los derechos de las mujeres hicieron observaciones puntuales sobre los rubros en los que no había resultados y volverán a hacer el señalamiento en una segunda reunión, que está en puerta, indicó.

A propósito de la fecha, la Comisión Independiente de Derechos Humanos presentó un informe espejo de la situación que guarda la violencia contra las mujeres en el estado, en el que, entre otras cosas, se concluyó que 2016 fue el año más violento para el género, a pesar de la vigencia de la alerta.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]