compartir en:

Permisionarios del transporte federal realizaron un balance respecto al cobro de tarifas y acordaron subir el precio del boleto entre 7 y 11 pesos.
Los argumentos que según expusieron los presidentes de varias agrupaciones fue la afectación que están sufriendo en el costo de las refacciones y mantenimiento.
Luego de varias horas de análisis de las tarifas, se expuso que uno de los factores que provocó que las refacciones aumentaran de precio fue la inestabilidad del dólar.
Desde inicios de 2016 se pretendió realizar modificaciones a las tarifas, sin embargo, debido a la afectación que esto generaría a las familias que utilizan este transporte, se detuvo la modificación.
Sin embargo, debido a que durante febrero el dólar sufrió un nuevo aumento en comparación con la moneda mexicana, se acordó modificar la tarifa de entre 7 y 11 pesos, dependiendo de las necesidades de cada uno de los concesionarios.
En los dos primeros meses del 2016, el costo de las refacciones aumentó en un 20 por ciento, “por lo que era necesario realizar un ajuste a las tarifas del transporte federal, ya que la mayoría de las piezas automotrices son de importación”, dijeron.
La variación en los costos de las tarifas se registró en el grupo Pulman, Estrella Roja de la zona Oriente, Verdes de Morelos de la zona sur y demás concesiones federales, que después de realizar su propio análisis determinaron sus cifras conforme a sus gastos de operación.i