compartir en:

México.- Pese a que admitió que fueron eliminados por el mejor equipo de la Liga MX, el presidente deportivo de América, Ricardo Peláez, señaló que si la falla arbitral que les afectó habría sido a su favor, el escándalo sería mayúsculo.
“Sé perfectamente qué es el América, si hubiera sido al revés hubiera sido un escándalo brutal y ahora como nos vemos perjudicados no pasará gran cosa”, dijo.
No quiso profundizar sobre el árbitro Roberto García Orozco, quien marcó como penal una inexistente mano en el área del paraguayo Miguel Samudio, la cual convirtió el colombiano Edwin Cardona para darle el pase a la final a Monterrey.
Sin embargo, recordó que no es la primera vez que este silbante los afecta, como ocurrió en la vuelta de cuartos de final del Clausura 2015 ante Pachuca.
“Cuando el equipo era dirigido por Gustavo Matosas logramos un gol al minuto 92 y después señalan un penal cuando el balón le pegó en la pierna a Pablo Aguilar y luego en la mano ¿Es el mismo Arbitro? Ustedes (la prensa) lo tienen que analizar”, acotó.
Respecto a la continuidad de Ignacio Ambriz al frente del cuadro azulcrema, señaló que es un hecho. 
“Estamos muy contentos con el cuerpo técnico y se va a quedar porque los jugadores lo defienden en la cancha”, afirmó.