compartir en:

Los síntomas del resfriado común se encuentran en las primeras bases de muchas enfermedades que afectan el aparato aéreo y digestivo superior.
Hay numerosos tipos serológicos de rinovirus, adenovirus y otros virus, y cuando se presentan, los pacientes quedan sensibles toda la vida.
La cefalea, la congestión nasal, la rinorrea acuosa, el estornudo y la disfonía, acompañados de malestar general son típicos en infecciones virales.
La exploración nasal suele mostrar una mucosa enrojecida, edematosa y secreción líquida.
La presencia de exudado nasal purulento sugiere infección bacteriana.
No hay un tratamiento específico comprobado para el resfrío, pero las medidas de apoyo como los descongestionantes pueden proporcionar algún alivio de la rinorrea y la obstrucción nasal.
Puede haber infección bacteriana secundaria y lo sugiere un cambio de color de la rinorrea transparente y acuosa a mucoide y de color amarillo o verde.
Por lo mismo, se sugiere reposo de tres días con descongestivos, antipiréticos o antiinflamatorios no esteroideos, incrementando una dieta líquida; esto es, consumir abundantes líquidos y fruta y verduras, sobre todo cítricos o de tallo verde.
Y definitivamente no automedicarse.
Sobre todo, extremar precauciones en este tiempo con cambios climáticos extremos (lluvia, alimentos o bebidas frías o calientes; cambios bruscos de temperatura, no utilizar ventiladores o aire acondicionado, por ejemplo).

"La cefalea, la congestión nasal, la rinorrea acuosa, el estornudo y la disfonía, acompañados de malestar general son típicos en infecciones virales.”

*Para mayor información y orientación :
777 134-76-20

¿Sabías que…?

50 por ciento de los mexicanos es susceptible de padecer “ojo seco” en algún momento de su vida. Datos de  México en 2007 indicaron que entre 20 y 30% de la población padecería “ojo seco” y la última investigación, en 2016, señala que casi el 50% de los mexicanos podría registrar este padecimiento.

Dr. Carlos César Román D.