La bioespeleología es el trabajo de investigadores y académicos que recurren a la aventura de internarse en cuevas, ubicados en cerros y montañas, explorarlas y estudiar su fauna. En esta ocasión, en los cerros de Tepoztlán, un grupo de espeleólogos buscó al murciélago hematófago, uno de los mamíferos más antiguos. Estos se clasifican en subespecies: Insectívoros, frugívoro y  polinívoro; todos ellos forman parte de nuestro ecosistema y su estancia en el planeta es muy importante. Representan una clave ecológica, lo que lo hace interesante para los investigadores morelenses. En el año 2000, 10 mil individuos habitaban en la Cueva del Diablo ubicada en el Parque Nacional Tepozteco.

Fotos y texto: Luis Flores / Rodrigo Vargas / DDM

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...