compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- “En Cuernavaca no hay obras y las que se hacen se suspenden por revanchismo político, no se vale porque esto sólo afecta solo a los ciudadanos”, dijo Jaime Álvarez Cisneros.
El coordinador del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano (GPMC) se mostró preocupado “porque obras que son fundamentales para el desarrollo de Cuernavaca y que han sido gestionadas por el Gobierno del Estado con apoyo de la Federación están siendo suspendidas”.
Destacó que este tipo de inversiones permiten el desarrollo interno durante su construcción y, al término serán de gran relevancia en materia turística y social, pero frenarlas sólo lastima la economía local.
“Es absolutamente lamentable, me preocupa que exista un revanchismo político o un ánimo de no construir sino de destruir, quizá algo tenga que ver los procesos que ha iniciado en el Poder Legislativo, pero al final tiene que prevalecer que haya obras en Cuernavaca y no permitir que se desmorone la ciudad”, dijo.
Abundó en que la ciudad capital está viviendo una situación terrible, “no existe ni una sola obra nueva, no hay ni el mínimo de mantenimiento, hay mucho grafitti, la imagen urbana está destruida, no hay control a los ordenamientos municipales legales y prevalece una anarquía absoluta”.
Consideró que es importante que el Gobierno del Estado impulse y genere obras que solo benefician a los ciudadanos cuando el gobierno municipal no puede hacerle frente a la situación.
“La obra de los chocolates es un modelo para restablecer el tejido social ya que se ubica en una zona de alta incidencia delictiva y alta marginación, este espacio permite a los niños y jóvenes aprender y con enorme calidad, pero no sabemos por qué clausuran”, comentó.

"(...) no existe ni una sola obra nueva, no hay ni el mínimo de mantenimiento, hay mucho grafitti, la imagen urbana está destruida, no hay control a los ordenamientos municipales legales y prevalece una anarquía absoluta.” Jaime Álvarez, diputado de Mov. Ciudadano

Demandan responsabilidad
Lanza diputado un llamado a la responsabilidad y al compromiso con los ciudadanos, al insistir en que las obras que se están llevando a cabo son de gran beneficio para los habitantes y los visitantes.

 

Por: Marcela García / [email protected]