compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Una persona murió consecuencia del virus de la influenza y hay 18 casos confirmados así como 435 sospechos, informó la secretaria de Salud Ángela Patricia Mora González.

Tras la alerta que emitió la Secretaría de Salud federal para aumentar las medidas para evitar el contagio por este virus, Mora González exhortó a la entidad a continuar con las medidas preventivas dado que la temporada invernal aún no termina.

Explicó que el número de casos aumentaran en las próximas semanas al ser una enfermedad altamente contagiosa por lo que la gente aún puede acudir al Centro de Salud u Hospital cercano para su aplicación.

“La meta del Sector Salud es aplicar 557 mil 820 dosis, al 18 de febrero se han aplicado 438 mil 245 dosis, es decir el 78.56 por ciento, por ello la importancia de que acudan lo antes posible porque el tiempo de frío continuará hasta marzo”, dijo.

Informó que en Morelos se ha confirmado el deceso de un hombre, de 40 años, de Joutla quien tuvo complicaciones por los padecimientos crónico-degenerativos que padecía.

Además, se han confirmado 18 casos y existen 435 casos sospechosos. De los casos confirmados, 10 son del tipo AH1N1 y ocho son del tipo AH3N2; los municipios con mayor incidencia son Jonacatepec, Tepalcingo, Puente de Ixtla, Tepoztlán, Cuernavaca, Jiutepec y Tlaltizapán.

Por otra parte, la secretaria de Salud reiteró que en Morelos se mantiene el abasto de vacunas contra la influenza y antivirales en toda la red de salud. 

"La meta del Sector Salud es aplicar 557 mil 820 dosis, al 18 de febrero se han aplicado 438 mil 245 dosis, es decir el 78.56 por ciento, por ello la importancia de que acudan lo antes posible porque el tiempo de frío continuará hasta marzo.”

Angela Patricia Mora González, secretaria de Salud

Cuidados

 

  • Reforzar las defensas de los niños y adultos mayores con alimentos y complementos altos en vitaminas A y C (frutas y verduras), así como abundantes líquidos.
  • Abrigar especialmente a niños y adultos mayores, con ropa gruesa de preferencia de algodón y evitar las prendas ajustadas y de tela sintética.
  • Cubrir los lugares donde puedan entrar corrientes de aire frío.
  • Lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón o usar alcohol gel.
  • Toser y estornudar cubriéndose con un pañuelo, o con el ángulo que forma el brazo con el antebrazo.
  • No permanecer en lugares donde haya humo de cigarro y, en general, abstenerse de fumar.
  • Evitar la exposición a contaminantes ambientales.
  • Evitar cambios bruscos de temperatura.
  • En caso de presentar signos y/o síntomas de males respiratorios, evitar asistir a lugares concurridos.
  • No automedicarse.
  • En caso de presentar síntomas de males respiratorios, acudir al Centro de Salud.

 

Por Marcela García