compartir en:

México.- La Cruz Roja Mexicana llamó hoy a la ciudadanía a que en esta temporada vacacional, tome las adecuadas medidas de seguridad en las playas y albercas, ya que los ahogamientos se han convertido en la segunda causa de muerte, sólo después de los accidentes automovilísticos.

El coordinador de la Sección de Rescate Acuático de la Ciudad de México de Cruz Roja Mexicana, Sergio Vázquez Cedillo, subrayó que el ahogamiento es “totalmente prevenible” y pidió extremas precauciones a las familias que en este periodo vacacional visitarán playas, balnearios, presas y lugares de esparcimiento

Al término de un simulacro en la alberca del Comité Olímpico Mexicano, a cargo de especialistas del área de rescate acuático, dijo que es momento propicio para promover la cultura de la prevención, “como una acción humanitaria, es la mejor herramienta para garantizar la seguridad de nuestros seres queridos”.

A su vez, la coordinadora nacional para la Prevención de Accidentes, Pitichi Rivadeneyra López, recomendó un paquete de medidas de seguridad, para evitar los ahogamientos en las personas que vacacionan en los lugares antes citados.

Sugirió mantener en contacto visual permanente a los niños y tenerlos al alcance de la mano; “y si en casa hay alberca, ésta deberá tener una cerca que cuente con un dispositivo de cierre automático a prueba de niños, para evitar una caída accidental”.

Pidió “nunca” dejar sillas o algún objeto que un niño pudiera utilizar para brincar la cerca, ni juguetes alrededor o dentro de la misma, ya que atraen la atención de los menores.

Indicó que no se debe dejar a un pequeño solo o al cuidado de otro, como tampoco dejar sin supervisión las tinas o cubetas con agua donde hay niños pequeños, y anotó que para los adolescentes, la recomendación es no consumir alcohol antes de entrar a albercas o al mar.

La Cruz Roja Mexicana pidió que en caso de presenciar que alguna persona se esté ahogando, lo más importante es conservar la calma, llamar a los servicios de emergencia 911 y auxiliar a la víctima fuera del agua, con técnicas de primeros auxilios.