compartir en:

Monterrey.- El sentido humanitario para apoyar a quienes más lo necesitan es lo que ha mantenido el esfuerzo incesante de miles de voluntarios e integrantes de Cruz Roja Mexicana de Monterrey, que hasta el momento han enviado más de 300 toneladas a las zonas afectadas por los sismos.

Luis Antonio Vela Ramírez, coordinador del área médica de Cruz Roja Mexicana de Monterrey y quien colabora en el centro de acopio, expresó que saben aún existe gente que requiere de ayuda en diferentes zonas afectadas, por lo cual seguirán con su labor.

“El sentido humano es un factor muy importante para la institución y la comunidad en general, por eso estamos dando este apoyo, porque sabemos que Cruz Roja se rige por el sentido humanitario.

“No importando las condiciones climatológicas seguimos ayudando, porque sabemos que esto no se para, sabemos que tenemos hermanos que nos están necesitando y vamos a seguir sobre la marcha para poder seguir brindando este apoyo”, expresó, luego que en los últimos días se han presentado en Nuevo León intensas lluvias.

Sin embargo, esto no ha detenido a los voluntarios y los trabajadores, dado que en el centro han cubierto todo con lonas para evitar daños a los donativos, mientras otros colocan todo en cajas o paquetes grandes para que siga el envío de artículos al centro y sur del país.

Se debe recordar que sismos afectaron a diferentes Estados como fueron Oaxaca, Chiapas, Ciudad de México, Morelos y Puebla, por lo cual en Monterrey se continúa con la noble causa.

“Este centro de acopio se abrió por los desastres que se han presentado en las zonas sur y centro del país, en el cual hemos visto que ha habido comunidades vulnerables ante estos desastres, Cruz Roja se une a la ayuda de estas personas afectadas, abrimos el día 12 de septiembre el centro de acopio”, expresó.

Durante este tiempo, ha resaltado el apoyo de los habitantes de Nuevo León, porque gracias a ello en ese centro han logrado enviar hasta el momento 300 toneladas de víveres a las zonas afectadas y la cifra sigue incrementándose.

“A la fecha de hoy llevamos cerca de 300 toneladas de víveres repartidos a las comunidades afectadas y esto continúa porque sabemos han seguido estas necesidades y hasta que no tengamos una comunicación de que ya no estén requiriéndose estos apoyos, continuaremos colaborando con la comunidad”, declaró Vela Rodríguez.

El coordinador del centro de apoyo indicó que el desempeño de los más de tres mil voluntarios que han participado hasta ahora ha hecho posible la labor y esperan siga la ayuda porque se continuará con la ayuda humanitaria.

“Esto es una satisfacción muy grande, en requerimiento de un apoyo, significa esfuerzo, tener sacrificios, porque sabemos que está dando frutos a las personas que más lo necesita”, concluyó.