compartir en:

México.- Voluntarios de la Cruz Roja Mexicana capacitan a cientos de capitalinos frente al Monumento a los Niños Héroes, ubicado en el Bosque de Chapultepec, para salvar vidas a través de los primeros auxilios.

El personal integrado por las coordinaciones de Juventud, Voluntariado, Enfermería y Socorros, llevan a cabo demostraciones sobre las seis acciones básicas en el marco del Día Mundial de los Primeros Auxilios, que este año se conmemora el próximo 10 de septiembre.

“La intención de la conmemoración es preparar a la población en técnicas de salvamiento y de primeros auxilios que todo mundo pueda practicar”, expuso el coordinador de Voluntariado de la Ciudad de México, Isaac Cabrera.

Bajo el lema “Primeros auxilios para todos”, los jóvenes de la institución explican qué hacer en caso de sufrir fracturas, hemorragias y quemaduras, realizan talleres de sexualidad y ofrecen revisión de signos vitales y de niveles de glucosa.

Los asistentes recorrieron los diferentes estands para aprender qué elementos debe contener un botiquín familiar, medir su índice de masa corporal y saber más sobre una alimentación saludable, con la intención de prevenir enfermedades como la diabetes.

Cabrera consideró que la población está cada vez más interesada en conocer medidas de actuación y prevención en la materia y, por ello, la institución impulsa estas acciones a nivel nacional.

Como parte de ello, indicó, la Cruz Roja Mexicana capacitará este domingo a 28 mil personas en Reanimación Cardiopulmonar (RCP) en todo el país y en la Ciudad de México serán más de 800 personas mediante diferentes actividades realizadas en plazas públicas, parques y espacios de mayor afluencia.

“La importancia es simplemente salvar la vida de una persona, que incluso puede ser de la propia familia, esa es la importancia de los primeros auxilios”, insistió.

Datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) muestran que las enfermedades isquémicas del corazón son de las principales causas de muerte en México, al afectar a 40 por ciento de la población menor de 75 años, y el paro cardiaco súbito perjudica a más de 60 por ciento de adultos.

Solo 2.0 por ciento de los casos reciben RCP por alguna persona, debido a la falta de capacitación previa, de acuerdo con el organismo internacional.