compartir en:

Houston.- Cruz Azul se dio el lujo de fallar una pena máxima, para perder hasta en los partidos amistosos, al caer por la mínima diferencia ante los Pumas.
El defensa uruguayo Gerardo Alcoba puso en ventaja al conjunto auriazul desde los nueve minutos, mientras que la “Maquina Celeste” tuvo para emparejar los cartones al 83 de acción, pero Alfredo Saldívar detuvo el envío de Christian Giménez.
De nueva cuenta, el equipo que dirige Joaquín Moreno se vio carente de idea para llegar con peligro sobre el marco de Saldívar, quien estuvo muy atinado para quitarle opciones a la delantera azul, incluso hasta el penal.
Al final, Cruz Azul dio muestras de no saber ganar ni en los partidos amistosos y ahora en casa, dentro de la actividad de la Liga MX del futbol mexicano, deberá ser más contundente cuando se mida al León que buscará su pase a la liguilla. Algo destacado fue que el hijo del Chaco Giménez pudo jugar junto a su padre. i
NTX