compartir en:

Madrid.- El futbolista portugués Cristiano Ronaldo declaró hoy en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número Uno de Pozuelo de Alarcón (Madrid), donde negó haber tenido intención de evadir impuestos o de ocultar sus ingresos.

El delantero del Real Madrid compareció este lunes durante una hora y media ante la jueza Mónica Gómez Ferrer, por presunto fraude fiscal por 14.7 millones de euros, cometido entre 2011 y 2014 a través de un sociedad que gestiona sus derechos de imagen.

Según la denuncia, Cristiano Ronaldo habría cometido fraude por 1.39 millones de euros en 2011; 1.66 millones en 2012; 3.2 millones en 2013 y 8.5 millones en 2014, lo que según la Fiscalía es un “ocultamiento voluntario y consiente” de sus obligaciones tributarias.

En un comunicado, el “crack” luso aseguró que desde que se mudó a Madrid siempre ha presentado sus declaraciones de ingresos a la Hacienda de España, y que le pide a sus asesores tener todo en regla cada día a fin de evitar problemas.

En el interrogatorio, aseguró que contrario a lo que denuncia la Fiscalía la cesión de sus derechos de imagen a una empresa de su propiedad no se realizó al venir a España en 2010, sino que se llevó a cabo en 2004, a instancias de los abogados ingleses.

“Cuando fiché por el Real Madrid, no creé una estructura especial para gestionar mis derechos de imagen, sino que mantuve la que los gestionaba cuando estaba en Inglaterra. Los abogados que me recomendó el Manchester United la crearon en 2004, mucho antes de venir a España”, sostuvo.

La estructura empresarial de gestión de los derechos de imagen de Cristiano Ronaldo es igual en el periodo 2010-2014 a la existente entre 2004 y 2009, según el comunicado.

Las únicas diferencias radican en que se suprimió una entidad inglesa, innecesaria al no residir en aquel país, y se aseguró de cobrar la totalidad de los derechos de imagen personalmente mientras era residente en España, para pagar los impuestos españoles.

“Ninguno de estos cambios tenía como finalidad eludir el pago de impuestos u ocultar ingresos. Por el contrario, al cobrar personalmente los cánones por la cesión de su imagen se logró mayor transparencia y se aseguró que la Hacienda española recibiera los impuestos que legítimamente le correspondían”, precisó en su comunicado.

Asimismo, desde 2015 Cristiano Ronaldo ha cedido sus derechos de imagen a un tercero independiente pagando sus impuestos por ello: “Actualmente cotiza en España por sus impuestos, siendo uno de los contribuyentes individuales que más paga en todo el país”.

La defensa del jugador consideró que fue en 2014 cuando se declaró a la Hacienda española los ingresos por derecho de imagen de 2011, 2012, 2013 y 2014, pues fue ese año cuando recibió tales ingresos.

Según los abogados del portugués, en la comparecencia se mostró tranquilo y satisfecho por haber podido colaborar con la Justicia y pidió que se deje trabajar a los Tribunales con libertad y sin presión.

“Yo creo en la justicia y espero que, también en este caso, haya una decisión justa. Y con el fin de evitar presiones innecesarias o de contribuir a un juicio paralelo, he decidido que no volveré a hacer más declaraciones sobre este asunto hasta que no se produzca dicha decisión”, agregó.

En tanto, en el exterior del juzgado aguardaron unos 200 periodistas de diferentes países y se colocó un atril para que Cristiano Ronaldo pudiera hacer una declaración posterior, pero declinó.

En su lugar apareció un representante que se identificó como Iñaki Torres, quien anunció que Cristiano Ronaldo ya había declarado e iba camino a su casa, por lo que se emitiría un comunicado para informar sobre la declaración.