compartir en:

En depósitos de basura fueron convertidas las fuentes que la administración 2009-2012 mandó a construir, pero también sirven como criaderos de moscos, donde se puede reproducir el causante del dengue y chikungunya.
Foto: Rogelio Ortega / DDM