CUERNAVACA, MORELOS.- Durante los 15 días que permanecieron sin agua, vecinos de la Unidad Habitacional Teopanzolco resintieron en sus carteras el gasto realizado en la compra de garrafones de agua para realizar sus actividades.
Hasta dos mil 100 pesos gastaron las familias durante esos días críticos, según cada caso.
Si bien el Ayuntamiento de Cuernavaca envió pipas de agua y se habilitó el sumistro desde otros pozos, no fue suficiente para salvar la vida cotidiana de los habitantes de esta unidad, o de otras en similares circunstancias.
En la casa de Mauricio García, donde habitan él, su esposa y su hijo, y cuya vivienda no cuenta con tinaco, gastaron por lo menos 90 pesos al día por tres garrafones de agua, lo que a la semana representó 630 pesos.
Se vieron obligados a comprar de tres a cuatro garrafones diarios y en algunos casos, hasta cinco garrafones dependiendo del número de integrantes de las familias, sólo en esta UH.
El precio de cada garrafón en promedio es de $30 pesos, lo cual quiere decir que al día se gastaban de $90 pesos a $150 pesos, que en una semana de siete días, el total fue de $630 a $ 1,050.
De tal manera que en dos semanas los vecinos hicieron un gasto aproximado de $1,260 en una vivienda donde consumieron tres garrafones por día.
Si el consumo fue de cinco garrafones los vecinos gastaron  2 mil 100 pesos por esos días
críticos.
Además deben agregar a su presupuesto el pago bimestral de agua de $185 pesos.
Esta crisis de desabasto de agua potable fue provocada por los cortes de energía eléctrica que ejecutó CFE, y éste organismo a su vez actuó por el incumplimiento de pago a un adeudo del Ayuntamiento capitalino.
La crisis de las últimas semanas no sólo afectó a los miles de habitantes de la unidad Teopanzolco, sino que el problema se replicó en al menos 40 colonias de Cuernavaca, toda vez que fueron 16 los pozos sin energía
eléctrica.

Por: Maya Ocampo
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:




Loading...