La Patrulla Fronteriza detuvo ayer a 16 personas que se sospecha cruzaron la frontera de forma irregular luego de que traficantes cortaran un tramo de la antigua barda entre California y México para ingresar a bordo de una camioneta.

El incidente se registró el miércoles a las 3:45 de la tarde cuando agentes que resguardan la zona cerca de Campo, California detectaron que una camioneta de servicios públicos había ingresado de México a Estados Unidos tras retirar parte de la antigua barda.

Minutos más tarde, oficiales encontraron a un hombre que conducía un vehículo similar al que se buscaba intentando cortar el cerrojo de la puerta de una vivienda. Cuando el sospechoso se percató de la presencia de los agentes huyó del lugar lo que generó una persecución.

Eventualmente, la camioneta se detuvo y los pasajeros intentaron huir a pie. Finalmente, los agentes detuvieron a 16 personas, incluido el chofer, quienes estaban en el país sin documentos.

En el grupo se encontraban nueve hombres de nacionalidad mexicana entre 15 y 53 años, cinco mujeres mexicanas de entre 18 y 40 años, además de un hombre y mujer guatemalteca de 28 y 29 años, respectivamente.

La camioneta que luego se confirmó era robada, fue decomisada por Patrulla Fronteriza y el chofer, un hombre mexicano de 27 años enfrentará cargos criminales, informaron autoridades estadounidenses.

El gobierno de Estados Unidos realiza trabajos para reemplazar la barda tanto primaria como secundaria en la frontera entre Tijuana (México) y San Diego (California). Sin embargo, algunos tramos continúan utilizando la cerca que fuera instalada en la década de los noventa.