compartir en:

La Secretaría de Salud lanzó un llamado a los municipios para estar pendiente que los  baldíos no se conviertan en un foco de infección.
Ángela Patricia Mora González, titular de la Secretaría de Salud, informó que aquellos sitios en los que se acumula agua y basura en grandes cantidades se convierten definitivamente en un riesgo de salud para las personas que habitan en los alrededores.
Tal es el caso del predio que se encuentra la esquina de bulevar Juárez y calle Motolinía, en donde se ha almacenado grandes cantidades de agua y si bien no representa un peligro para la reproducción de moscos que transmitan enfermedades por vectores, sí es un riesgo para la creación de fauna nociva como ratas, cucarachas y otros insectos.
“Sí pueden generar moscos, pero no aquellos que dañan la salud, sólo aquellos que son molestos y pican produciendo ronchas grandes que dan mucha comenzón y ardor. Pero si es un terreno en el que no se acumula agua, pero sí basura y dentro de estos desechos existen recipientes en los que se acumula agua entonces hay probabilidades de que se reproduzca el mosco Aedes aegypti, causante del dengue, zika y chikungunya”, dijo.
Por lo anterior, lanzó un llamado a los dueños de baldíos así como a los 33 ayuntamientos a que mantengan acciones de vigilancia para evitar que en estos sitios se acumulen el agua y la basura porque de no atenderse se convertirán en un foco de infección que afectará a sus comunidades.
Comentó que los espacios públicos son responsabilidades de todos, pero cuando el dueño de un sitio abandona el lugar es preocupante porque está provocando que pudiera convertirse en un grave problema.
Recordó que es importante que previó a la temporada de lluvias se tomen acciones que permitan realizar acciones para evitar estos casos.
Por Marcela García