Cuernavaca, MORELOS.- A los fieles difuntos también se les recuerda con música y el Réquiem Op. 48 “Dales, Señor, descanso eterno y que la luz perpetua los ilumine”, del músico francés, Gabriel Fauré (1845-1924), es una de las obras más propicias para la ocasión. Será interpretado por el Coro de Jóvenes Cantores de Morelos el próximo domingo 30 de octubre, a las 12:00 horas, en el auditorio Ilhuicalli, en el Pueblo Mágico de Tepoztlán.
El coro se presenta bajo la dirección de Abraham Tinoco Reyes, quien destacó que el Réquiem de Fauré es una de las obras corales  más emblemáticas del género, que plantea de una manera hermosa y sutil, la transición del alma humana, de lo terrenal a lo espiritual.
Sobre el coro que dirige, dijo que es una agrupación relativamente joven, que está cumpliendo tres años y que se nutre de los adolescentes que, por su edad, se ven forzados a abandonar el Coro de Niños Cantores de Morelos.
“Cuando varias generaciones dejaron el coro –por razones obvias- empezó la inquietud de seguir adelante con otra agrupación y de allí surgió este nuevo coro”, señaló el director al hablar de calidad interpretativa de sus miembros.
Actualmente, el coro cuenta con 40 miembros, a cuatro voces, que durante su corta vida se ha presentado en diferentes y variados foros.
Para esta puesta, contarán con el acompañamiento de la Orquesta Juvenil de Pachuca, Hidalgo, dirigidos por el maestro Sergio Suárez.
La presentación del domingo próximo será gratuita, con una cuota de recuperación a criterio del público; antes, el sábado 29, darán un primer concierto en la Universidad Europea, campus Cuernavaca, que será en beneficio de la ludoteca del Hospital del Niño y Adolescente Morelense, con una cuota de recuperación de 50 pesos. Y, el tercer concierto, será el martes 1 de noviembre, a las 18:00 horas, en Tehuixtla, Puente de Ixtla.

Por: Antonieta Sánchez / [email protected]
 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...