El coronavirus ha provocado que millones de recintos de entretenimiento alrededor del mundo tengan cerradas sus puertas hasta que los contagios bajen. Ante esto, algunos espacios han aceptado un inminente final, aunque otros buscan adaptarse para seguir generando ingresos y no dejar desamparados a sus empleados.

Tal es el caso Valetodo Downtown, la discoteca LGBT más famosa de Perú, que durante esta pandemia se convirtió en una tienda de abarrotes incluyente y tolerante, pues ocasionalmente es atendida por drag queens.

La dura cuarentena y el toque de queda nocturno que rige en Perú desde hace más de cien días días, forzó a una parada en seco a locales como el Downtown, el epicentro de la vida nocturna del distrito de Miraflores por su tamaño, su larga historia y su infatigable entrega a las noches más "diversas" del país.