compartir en:

La policía realizó una explosión controlada de un coche en los aledaños del Stade de France de París, donde Francia e Islandia disputan el último partido de cuartos de final de la Eurocopa. Los servicios de seguridad franceses acordonaron la zona e hicieron explotar un coche sospechoso que estaba mal estacionado.

Foto: Redacción