compartir en:

Casi 42 millones de pesos destina el Ayuntamiento de Cuernavaca al pago de intereses de sus deudas con las instituciones financieras Banco del Bajío, Banorte y Sofom Mifel, de acuerdo con la cuenta pública 2015.
El capital de la deuda supera los 632 millones de pesos, 600 de ellos por el crédito solicitado por la administración de Manuel Martínez Garrigós en 2010, de los cuales aún se tiene un adeudo de 472 millones de pesos, más los intereses anuales, que ascienden a 31 millones de pesos.
Dicho crédito se contrató a un plazo de 20 años, es decir, aún faltan 15 para saldar el adeudo.
En el caso de Mifel, la deuda actual de la alcaldía capitalina es de 123 millones de pesos; a este adeudo apenas se le han abonado 12 millones de pesos, ya que, resulta preciso señalar, la administración 2009-2012, dejó de pagar tras haberlo adquirido para la adquisición de luminarias.
Por este concepto, los intereses son de 8 millones de pesos anuales.
Mientras tanto, el crédito de 42 millones que se contrató con Banco Mercantil del Norte (Banorte) en la pasada administración, hasta el momento sólo se ha cumplido con el pago de 6 millones de pesos, siendo los intereses para esta deuda de 2.2 millones de pesos anuales, que se espera que sea pagado en esta administración.
En el caso del periodo de pago de las otras deudas, la que se tiene con el Banco del Bajío se va a liquidar en los próximos cinco años, a menos que se haga un refinanciamiento o reestructura financiera, quie podría alargar su plazo a 20 años, a partir de que se firmara un eventual contrato; mientras que a Mifel se le terminará de pahgar en 9 años más.
Por DDM Staff