compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Dos parejas morelenses firmaron ayer ante un juez su enlace matrimonial en Cuernavaca, al hacer uso del derecho que les otorga la Constitución Política local.
Después de 10 años de ser pareja, Mónica Parra y Tania Castro, activistas de la comunidad lésbico-gay, formalizaron su unión; “vemos cumplido nuestro sueño y con ello, aseguramos nuestra vida, jurídica y legalmente”, expresó Tania al término de la ceremonia realizada en el museo fotográfico “El Castillito”.
“Desde hace varios años, queríamos casarnos en la Ciudad de México, porqué ahí estaba aprobado el matrimonio igualitario, sin embargo, ahora en Morelos es una realidad”, dijo.
Mónica Parra dijo estar contenta por haber cumplido los primeros 10 años de compromiso con Tania Castro.
“Ahora estamos casadas de manera civil y jurídica, estamos felices de culminar esto; hace siete años tuvimos una ceremonia simbólica y nos faltaba este trámite”, agregó.
Ambas mujeres coincidieron en que su enlace civil es un sueño hecho realidad, “siempre hemos luchado por nuestros derechos como cualquier ciudadano en el país, hoy vemos que estamos avanzando al contraer matrimonio”, comentaron.
Ejercen derechos
Otro enlace civil entre personas homosexuales se registró en “El Castillito”, donde Iván Díaz y Bryan Avilés, originarios de la capital del estado, dieron otro paso en su relación sentimental.
“El motivo para dar este paso es cumplir con un sueño y ejercer un derecho cómo cualquier ciudadano, después de tres años juntos ante un juez nos estamos casando”, dijo Bryan.
Iván señaló que la decisión de contraer matrimonio, además de legalizar su relación, es con la finalidad de obtener los beneficios legales y formar un patrimonio junto con Bryan para poder heredar a su pareja el patrimonio que puedan lograr para un futuro.
“Vamos a poder tomar decisiones juntos, tanto médicas como familiares y todo bajo la ley”, expresaron Bryan e Iván quienes exhortaron a las demás parejas a ejercer su derecho como ciudadano, “casarse es una realidad en Morelos y ahora no hay nada ni nadie que se los impida”, agregaron.

"Desde hace varios años, queríamos casarnos en la Ciudad de México, porqué ahí estaba aprobado el matrimonio igualitario; sin embargo, ahora en Morelos es una realidad.” Tania Castro, contrayente

"Casarse es una realidad en Morelos y ahora no hay nada ni nadie que se los impida.” Iván Díaz, contrayente

 

Por: CARLOS SOBERANES /  [email protected]