Cuernavaca, Morelos.- Sacerdotes y fieles de todos los rincones del estado se dieron cita ayer en la Catedral, para la celebración de la misa Crismal,  en la que se consagraron los óleos para la unción de los sacramentos que rigen los ritos de la comunidad católica.
Desde las 8:00 horas, una antes de que diera inicio la celebración, la Catedral ya estaba abarrotada, llegando uno a uno los pastores de todos los municipios para presenciar también la celebración de las bodas de plata, es decir, sus 25 años desde que realizaron sus votos como ministros de la iglesia.
Como cada año, el acto representó la renovación de los votos de todos y cada uno de ellos, haciendo el compromiso de seguir trabajando en cada una de sus iglesias, para trabajar y erradicar lo que se dijo, el analfabetismo religioso y de falta de conocimiento de las sagradas escrituras a que se comprometieron para trabajar por la recuperación de las almas de los feligreses.
Fue una ceremonia larga, que según relataron algunos conocedores, antes incluía la entrega de los aceites al interior de la Catedral, pero que ahora son consagrados adentro y distribuidos en el atrio, para evitar algún riesgo, dada la conglomeración de creyentes de la fe católica que se hacen presentes.
Afuera el fervor religioso se hizo presente con familias enteras esperando poder acompañar a los párrocos hasta sus lugares se origen con tan preciado líquido, que servirá, dijeron, para captar más almas para la comunidad católica a través de los bautismos, confirmaciones y primera comunión, entre otras ceremonias y ritos que se celebran en la fe del catolicismo, y que da entrada a la Semana Santa.

Por: Rogelio Ortega
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...