Conoce rutinas para que los niños hagan Crossfit



Conoce una rutina para que los más pequeños de la casa puedan entrar en el mundo de la activación física, sin correr ningún riesgo.

El crecimiento de un niño incluye realizar actividades en las que pueda jugar, divertirse, aprender a comunicarse, correr, etc. Para los pequeños de la casa, el Crossfit se plantea como una actividad complementaria en la que pueden mejorar su forma física, siempre y cuando los centros deportivos donde se imparten estén adaptados a las capacidades de los niños. 

En un ambiente de confianza, seguridad y rodeados de otros niños de su edad, los pequeños deportistas consiguen adquirir un sentido de equipo y de superación al enfrentarse a los retos de esta disciplina . Además de una motivación de superación, el Crossfit prepara a los menores para la edad adulta, pues además de lo deportivo se les inculca a cumplir con objetivos personales que los forman como mejores seres humanos.

Durante las prácticas, el niño va a notar que su fuerza, velocidad y resistencia mejoran, además de desarrollar otras de sus capacidades físicas, lo que le permitirá estar en forma y preparado para continuar haciendo deporte cuando alcance una mayor madurez en su organismo. Pues bien dicen que lo que se aprende en la infancia queda marcado en la persona para el futuro.

Inculcar un estilo de vida basado en la actividad física y buena alimentación son garantía de éxito para que nuestros ‘peques’ crezcan sanos, física y mentalmente. 

Ejercicio 1: ‘abmat sit ups’ 

Inicia sentándote en el suelo. Coloca detrás de la nuca las manos, y junta las plantas de los pies cerca del cuerpo sobre el suelo, de manera que las piernas queden flexionadas con las rodillas hacia los lados. Desde allí, inicia el ejercicio tirado en el suelo por completo y lleva los brazos extendidos hacia atrás de la cabeza, para después elevar completamente mediante la contracción del abdomen. El tronco debe quedar finalmente a 90° con respecto al resto del cuerpo y los brazos servirán de ayuda para elevarnos si los dirigimos hacia el frente durante el movimiento.

 

Ejercicio 2: ‘The kettlebell squat’ 

Para esta actividad es necesario, primero, abrir las piernas linealmente a la altura de los hombros. Luego se tomará la kettlebell (pesa) con las manos y se levantará a la altura del pecho y entre la barbilla, para comenzar a flexionar las rodillas en posición de sentadilla, y posteriormente bajar y subir.

 

Ejercicio 3: ‘Push ups’  

Primero bajamos y tomamos la posición de lagartija, colocando las manos sobre el piso. Después regresamos a la posición inicial de pie, pero con un ligero brinco y llevando al mismo tiempo las manos arriba y dando un aplauso.

 

Alimentación sana es indispendable

La nutrióloga y  entrenadora deportiva, Olimpia García, recalca que es primordial poner el ejemplo de comer verduras y mantenernos bien hidratados con agua simple, para que los pequeños hagan de su alimentación un hábito saludable.

Debemos cuidar la presentación de la comida de los pequeños para que sea llamativa en colores y sabores, tratando de que no todo lo que esté sobre su plato sea del mismo color y esto termine siendo aburrido para los menores. 

Así mismo, la especialista  recomienda que los niños coman una fruta o bien rollitos de jamón, pedacitos de queso o pollo, mínimo media hora antes de realizar alguna actividad física, para no sufrir algún tipo de descompensación. 

También podemos agregar a su lunch o alimentación colaciones de verdura, pepino, jícama y zanahoria para que no prolongue lapsos largos sin alimento.

 

 


Últimas Noticias