CUERNAVACA, MORELOS .- Fue hace 60 años que a solicitud del Lic. Federico Bracamontes Gálvez, se instituyó el Día del Abogado, en la República mexicana. 

El Lic. Federico, siendo director general de Diario de México, acudió con la propuesta a Palacio Nacional donde se entrevistó con el Presidente de la República, Adolfo López Mateos, y logró que el mandatario proclamará el 12 de julio, como Día del Abogado, festividad oficial y entre las fechas de mayor peso, en el país.

Bracamontes Gálvez, eligió la fecha para festejar a los profesionales del Derecho, debido a que el 12 de julio de 1533, se estableció en la Nueva España la primera cátedra para la enseñanza del Derecho, impartida por el Lic. Bartolomé de Frías y Albornoz, en una de las antiguas universidades del continente americano, la Real y Pontificia Universidad de México, hoy conocida como la Universidad Nacional Autónoma de México. 

Staff ddm / local@diariodemorelos.com

Hombre visionario

Don Federico fue licenciado en Derecho, egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, catedrático universitario y en el transcurso de su carrera periodística colaboró en la Revista Siempre y en el periódico Excélsior.

En su juventud fue fundador del Pentatlón de la UNAM.

Fundó periódicos como Diario de México, Diario de México USA, Diario de Morelos, La Extra en Los Ángeles; las emisoras Mix FM y La Comadre.

Fue presidente de la Asociación de Editores de Periódicos Diarios de la República Mexicana.

Fue fundador y promotor de instituciones como Día del Abogado.

Instituyó el programa Los Mejores Estudiantes de México

Presea Diario de Morelos.

El Salón de la Fama de la Publicidad.

El Concurso Periodístico Juvenil.

El Jugador del Año.

LAS FACETAS DEL LIC. BRACAMONTES

Corría el año de 1949 cuando un naciente periódico especializado en futbol americano, el Semanario Aquí, se convirtió en un éxito editorial de la mano de su joven fundador y director, quien a su vez había sido colaborador del Esto y el Excélsior: el periodista Federico Bracamontes Gálvez. 

Iniciaba así una brillante carrera que habría de alcanzar su cúspide con la creación de la cadena de medios, Grupo Braca.

En el Diario de México impulsó la labor social y cultural a través de novedosos programas. Pese a que corrían tiempos difíciles en el México de finales de los años 60 y mediados de los 70, Federico Bracamontes Gálvez supo encontrar el equilibrio entre el diarismo crítico y el compromiso social, obteniendo en 1975 el Premio Nacional de Ciencias y Técnicas de la Comunicación Humana, otorgado por el Instituto Mexicano de Cultura. Tres años después, en 1978, se hizo acreedor al Premio Nacional de Periodismo e Información, correspondiente a la rama de divulgación cultural.

En 1989 fue distinguido con la Presea al Mérito Periodístico, otorgada por la Asociación Nacional de Periodistas de los Estados. En 1999, le fue otorgado el Premio Nacional de Periodismo, del Club de Periodistas de México, y en el 2003, obtuvo la Presea al Mérito Ciudadano.

Con el paso del tiempo, don Federico se convirtió en el formador y mentor de varias generaciones de sobresalientes periodistas y políticos.

Además, fue catedrático universitario y colaborador asiduo de la revista Siempre!