Tampa.- El huracán Ian puso en vilo a la NFL, dejando en el aire la sede del partido del domingo en la Semana 4 entre Chiefs y Buccaneers, pero ayer la Liga decidió mantener el partido en Tampa.
Desde que se pronosticaba la llegada del ciclón, la Liga creó planes de contingencia, incluyendo sedes alternas, con Minnesota como la principal opción. 
Los Buccaneers evacuaron, pero no fue necesario ningún cambio y los Chiefs volverán al Raymond James Stadium, donde perdieron la corona, 31-9 ante los Bucs en el Super Bowl LV.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado