compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Morelos dejará de emitir gas metano a la atmósfera y líquidos lixiviados al subsuelo con la eventual desaparición de los tiraderos y rellenos sanitarios, anunció ayer el Gobernador Graco Ramírez Garrido, al celebrar la aprobación del Paquete Económico para el ejercicio fiscal 2017.

Al inaugurar la Cumbre Infantil Morelense por el Medio Ambiente (CIMMA) 2016, dijo que los integrantes de la LIII Legislatura votaron a favor del Presupuesto de Egresos que incluye en el Artículo Décimo Segundo la materialización de la Estrategia de Gestión Integral de Residuos Sólidos.

Ésta contempla la construcción de cinco plantas de recepción, valorización y selección en seco de la basura y la generación de energía a partir del uso de los desechos.

Ante la negativa de la pasada legislatura, de aprobar el decreto que autorizaba al Gobierno del Estado a firmar convenios con los municipios y un contrato con la empresa de cementos Cruz Azul, las bases jurídicas estaban incompletas.

El proyecto estaba incompleto, pues a pesar de que en los dos últimos años, la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS) avanzó con la construcción de cuatro de las cinco plantas de tratamiento, en Xochitepec, Mazatepec, Tlaltizapan y Yecapixtla, no funcionan aún; está pendiente la de Jiutepec.

En los dos años que restan a la administración, Graco Ramírez dijo que se cerrará el círculo y el tema del tratamiento y disposición final de la basura tendrá que convertirse en “un ciclo virtuoso y ecológico”.

“Cerraremos los rellenos sanitarios; vamos a dejar de emitir gas metano y estamos sumándonos a una acción local, para un beneficio global”, anticipó.

Agregó que la medida ayudará a los municipios porque dejarán de pagar por el traslado de sus desechos sólidos a los rellenos.

Ahora, en lugar de un decreto ex profeso, el Ejecutivo consiguió la autorización del Congreso del Estado con la aprobación del Presupuesto de Egresos, cuya cláusula Décimo Segunda le autoriza a firmar convenios con la federación y los municipios por un tiempo que supere incluso el periodo de la administración estatal.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]