El alcalde Antonio Villalobos Adán aseguró que con la finalidad de darle certeza a la ciudadanía sobre los servicios públicos, habrá un recorte de personal, tras considerar que hay una nómina inflada que afecta a las arcas municipales. 

“Cuernavaca tiene que salir adelante y la pandemia nos hizo voltear a ver dónde está el mayor gasto que se ha generado y durante muchas administraciones en su mayoría y la tendencia que hemos visto el gran crecimiento de la base Sindical y de base al igual que la de confianza”, expresó. 

Señaló que actualmente, el gasto corriente del municipio se destina al pago de salarios con un monto que oscila entre los 800 millones de pesos, “con los ajustes permitirá a la comuna capitalina contar con suficientes recursos para dar un buen servicio al a comunidad”, agregó. 

El edil aseguró que con estas medidas, en ajustes en las diferentes áreas municipales, se dará certeza a la ciudadanía de los servicios públicos, y cuando Cuernavaca recupera la recaudación fiscal normal, se tendrán mayores recursos para invertir. 

Villalobos Adán reconoció que la capital requiere de una mejor inversión en infraestructura vial, alumbrado, seguridad y otros rubros que por mucho tiempo no se  han atendido. 

“Desafortunadamente se ha metido mucho recurso a la base trabajadora, y nos estamos dando cuenta que no hace nada”, expresó el edil quien insistió que la pandemia les demostró que con una menor platilla laboral se obtendrá un ahorro para invertirlo en las principales necesidades de los ciudadanos.