Rusia condenó hoy el ataque suicida registrado miércoles a un templo sij en Kabul, capital de Afganistán, e hizo un llamado para dar seguridad a la ciudadanía en ese país contra ataques terroristas.

Se tienen que realizar medidas para contener al Estado Islámico (EI) para que no se repitan ese tipo de ataques en la región que el día de ayer dejaron un saldo de 25 muertos y ocho heridos, indicó el ministerio de Relaciones Exteriores.

“Condenamos este crimen barbárico que incita el odio religioso en Afganistán. Enfatizamos la necesidad de medidas más efectivas para combatir la amenaza que representa el EI y los intentos de esparcir el terrorismo en Afganistán”, comunicó la autoridad diplomática.

“Nuevamente, hacemos un llamado a las autoridades afganas para tomar acciones comprehensivas para destruir las instalaciones del Estado Islámico en ese territorio”, agregó.

El miércoles un atacante suicida retuvo a fieles sij durante varias horas mientras las fuerzas especiales afganas, asistidas por tropas internacionales, intentaban rescatar el edificio.

Al terminar el asedio, las fuerzas especiales afganas rescataron al menos a 80 fieles que habían quedado atrapados en el templo, conocido como gurdwara, en hechos donde el agresor lanzó granadas y disparó un rifle automático contra la multitud, indicó el ministerio ruso.