CUERNAVACA, MORELOS.- Con el Domingo de Ramos concluyó la Cuaresma e inició Semana Santa.
Ayer, miles de personas llevaron a bendecir los ramos, que serán quemados y la ceniza será usada el siguiente año en el Miércoles de Ceniza.
Para los católicas el Domingo de Ramos simboliza la entrada de Jesucristo a Jerusalén e inicia con procesión, en la cual se narra la Pasión  de Cristo.
Las palmas y los ramos se bendicen al inicio de la celebración, luego entran al recinto, al igual que el pueblo recibió a Jesús.
Afuera de las parroquias y capillas se venden los ramos que ahí mismo son elaborados por artesanos. Hay de varios tamaños, algunos en forma de cruz y llevan flores naturales o artificiales, otros son pequeños y sencillos.
Hay personas que tienen la creencia que una vez que el ramo ha sido bendecido brindará protección a la persona que lo lleve consigo; hay quienes lo dejan en la entrada de sus casas o al interior de sus vehículos.
El Domingo de Ramos da paso a la Semana Santa, que es donde se representa la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. En los próximos días, en la Catedral de Cuernavaca se llevará a cabo la bendición de los óleos que se destinan a la celebración de los sacramentos, además se invita a los sacerdotes a renovar el compromiso que hicieron ante Dios durante su ordenación.

Cumplen. A la celebración no sólo acudieron creyentes locales, también, turistas extranjeros para presenciar una de las ceremonias más importantes de la Iglesia Católica.

Por: MARCELA GARCÍA /  [email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...