compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Rubén Peña es comerciante de una imprenta sobre avenida Morelos, aledaña a la Torre Latinoamericana, la que desafortunadamente colapsó tras el sismo.
Cuenta en entrevista que el sismo, a pesar de no haber sido de la misma magnitud que el del 85, lo sintió peor y fue increíble la manera en que su local se movía.
Al momento de iniciar el temblor, Rubén gritó a sus empleados que salieran a la calle, ya que el edificio donde se encuentra su local tronaba de una manera impresionante, además de que del edificio aledaño había colapsado la pared.
SISMO ayuda torre Latinoamericana

Pocos minutos después de salir, fue cuando menciona que la Latino se vino abajo, provocando el horror y asombro de toda la gente que se encontraba caminando y fuera de sus autos.
Rubén y sus vecinos así como trabajadores utilizaron una escalera y ofrecieron ayuda a la gente que resultó lesionada tras el derrumbe.
“Fue espantoso y muy triste, todo sucedió muy rápido, llegamos al lugar y nos tocó auxiliar a la gente del microbús que le había caído parte del edificio, así como los que por desgracia fallecieron al pasar caminando, fue una unión impresionante de todos para salvar a la gente que se encontraba dentro”.
Fueron 30 personas las que Rubén y vecinos lograron rescatar y ayudar a salir por la parte trasera de la Latino con su pequeña escalera que aunque al final se perdió, logró salvar a mucha gente, destacó.
Lo que más sorprendió a Rubén y destacó en entrevista, fue la actitud sorprendente de los jóvenes para ayudar, la manera en que sin importar el peligro se ofrecían para cargar piedras.

Ruben Peña - El héroe de la Torre Latino - Cuernavaca Morelos

"Me quedo con la bonita experiencia de saber que ayudé a mucha gente y sobre todo la satisfacción de ver a tanto chavo entrarle al quite.” Rubén Peña, comerciante

Apoyo. Con una escalera, don Rubén Peña y empleados lograron sacar con vida a 30 personas.

Por: Maya Ocampo / [email protected]