compartir en:

México.- El América y su afición volvieron a sonreír juntos ayer en la cancha del estadio Azteca, al dar cuenta de los Pumas de la UNAM en un encuentro polémico.

El juego no decepcionó, pues tuvo un inicio con una gran intensidad, prueba de ello los cuatro amonestados antes del 20’.

Además un balón al travesaño de Nicolás Castillo y el gol de Oribe Peralta al minuto 24 le dieron un toque especial al juego.

Pero los Pumas no se quedaron atrás y al 33’ Nico Castillo aprovechó un tiro centro para empatar el marcador a un gol.

La polémica llegó al 45’ con un penal inexistente que falló Silvio Romero a la “Panenka”.

En el complemento fue Cecilio Domínguez quien desde los once pasos se atrevió a cobrar de manera magistral para darle los tres puntos a las Águilas. 

Staff Diario de Morelos