compartir en:

Guadalajara.- Con un polémico gol de último minuto, a través de un tiro penal, Tigres derrotó 1-0 a Guadalajara, con lo que el Rebaño se estancó en la parte baja de la tabla y en lo que pareció una pequeña venganza de la última final del futbol mexicano. 

El encuentro comenzó a un buen ritmo, con llegadas de ambos equipos y en los primeros instantes, Enner Valencia no pudo conectar con la cabeza un centro, por lo cual se esfumó la oportunidad para los de casa.

Ante ello, el cuadro jalisciense respondió cuando Rodolfo Pizarro remató un centro, pero la pelota pasó apenas por lado.

Pizarro lució cada vez más inquietante y prueba de ello es que hizo un recorrido al centro y desde ahí tiró, pero Guzmán alcanzó a mandar por encima.

Al arranque de la segunda mitad, Tigres siguió en busca de tomar ventaja y cerca estuvieron de lograrlo con un disparo del francés André-Pierre Gignac.

Chivas generó menos hacia el frente a pesar de sus esfuerzos, pero siguió bien ubicado en el sector defensivo, por lo que mantenía imbatida su portería.

Hacia la recta final, Tigres aún intentó obtener la victoria como local y Valencia recibió falta en el área, por lo que se marcó penal que cobró de manera acertada Juninho a los 90+4, para poner el definitivo 1-0.