compartir en:

México.-Tras la muerte del caricaturista mexicano Eduardo del Río “Rius”, ocurrida este martes en Tepoztlán, Morelos, “se cierra la historia de la historieta y concluye un siglo de grandes caricaturistas en México”, aseguró el historiador y periodista Agustín Sánchez González.

El también investigador del Centro Nacional de Investigación, Documentación e Información de Artes Plásticas (Cenidiap), del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), comentó que murió Eduardo del Río, pero no “Rius”.

“Rius era un personaje, de los cinco o seis mejores caricaturistas que han existido en México, es el monero más reconocido a nivel internacional, su obra es vasta con más de 160 libros”, expresó el investigador en entrevista con Notimex.

“Su parte más trascedental fue su aportación a la democratización de este país, a través de la ruptura que hizo con la prensa del presidencialismo, fue uno de los primeros caricaturistas en criticar al presidente en una época en la que hubo una gran censura, control y represión”, dijo.

El estudioso de la vida y obra de José Guadalupe Posada, recordó la destacada participación de “Rius” en revistas de política en los años 60 donde rompió esos esquemas y empezó a criticar al régimen del entonces presidente Gustavo Díaz Ordaz.

“Como historietista tiene también una enorme fuerza porque pertenece a la ‘Pola’ de la historieta, es decir, con ‘Los Supermachos’ y ‘Los Agachados’ hace un retrato necesario de este país, a partir de un microcosmos que al final, ‘San Garabato’ es México y hace este cuadro que tuvo un impacto social”, agregó.

Indicó que la mano de “Rius” estuvo presente en los movimientos sindicales y de 1968, en el proceso de la izquierda, todo a través de sus historias sobre Cuba, las cuales transformaron el pensamiento de una generación.

Por todo lo anterior, Agustín Sánchez González sostuvo que “la gran crisis de la caricatura en México se debe a que no existen moneros menores de 30 años de edad y los grandes artistas se están extinguiendo. Ángel Mora el creador de ‘Chanoc’ falleció hace unos días y en diciembre perdimos a Rogelio Naranjo; hace algunos años a Gabriel Vargas”.

Caricaturistas como Helio Flores siguen vivos pero no tienen espacios por la edad, lamentó el especialista, quien recordó que “Rius” como un “sabelotodo que se burlaba de sí mismo, de escribir sobre el vegetariano y la religión”.

A propósito de la muerte del cronista y periodista Jaime Avilés, Agustín Sánchez González destacó que fue uno de los grandes cronistas que tuvo México. “También eso se acabó en el periodismo, la crónica, los periódicos la abandonaron a pesar de que México es un país de cronistas, Jaime Avilés fue autor de grandes cronistas. Es inolvidable su crónica del momento en que el partido presume al Zócalo rojo, es espléndida”.