La politóloga Flavia Freidenberg considera que el Estado de Morelos es un claro ejemplo de la violencia política que se sigue ejerciendo, a pesar de que mujeres diputadas ocupan 14 de 20 espacios

CUERNAVACA,  MORELOS.- “En Morelos una mayoría de mujeres no fue suficiente para cambiar patrones”, consideró Flavia Freidenberg, integrante de la Red de Politólogas durante la conferencia magistral como parte de las actividades para conmemorar el Día Internacional de la Mujer. 

Ayer, a través de la plataforma digital Zoom, el Instituto de la Mujer para el Estado de Morelos presentó la conferencia ‘¿Cómo lideran las mujeres? Liderazgos transformacionales para las democracias paritarias’, como parte de las actividades del 8 de marzo. 

Durante su conferencia, Flavia Freidenberg aseguró que no hay evidencia para sostener la idea que las mujeres lideran mejor que los hombres, ni que los hombres lo hacen mejor que las mujeres, existen personas que desean trabajar por el bien común y construir instituciones sólidas en favor de mujeres y hombres. 

La académica explicó que el Estado de Morelos es un claro ejemplo de la violencia política que se sigue ejerciendo a pesar de lograr acceder a espacios de poder, lo anterior al referirse al Congreso del Estado, en donde señaló que de 20 espacios 14 son ocupados por mujeres, pero ni teniendo mayoría fue suficiente para lograr cambios sustantivos en acciones en beneficio de las mujeres. 

“En Morelos hay una férrea disciplina partidista. Una mayoría de mujeres no fue suficiente para enfrentar la violencia política de género que se ejerce en las mismas, ni la mayoría calificada fue capaz de modificar patrones para combatir la violencia política contra las mujeres”, dijo. 

Lamentó que a pesar de los avances que se han logrado, en Morelos, en México y en América Latina existe una desigualdad estructural, ahora, está claro que “estar empoderadas no significa estar representadas”. 

Finalmente, reconoció que se ha avanzado y desafiado el modo en que se hace política, pero ha traído en consecuencia costos personales, familiares, individuales y políticos, por lo que sugirió que es necesario que entre mujeres se unan esfuerzos y se trabaje en conjunto para para avanzar, no solo en favor del género femenino, sino en favor de una sociedad igualitaria.

Por Marcela García / marcela.garcia@diariodemorelos.com