Hoy la comunidad  en la sierra tarahumara viven  un temor por la presencia de grupos armados y solicitan desesperadamente a las autoridades el apoyo a esta comunidad ubicada en el municipio de Madera. 

En la sierra Tarahumara de Chihuahua, residentes de la comunidad del Largo Maderal, debido a su desesperación solicitan cualquier tipo de apoyo que se les pueda generar ya que los grupos armados ligados al narcotráfico se han adueñado y apoderado del pueblo en el que radican.

Testimonios de algunos de los habitantes del ejido indican que desde finales de septiembre y hasta hace apenas dos días, se han dado fuertes enfrentamientos armados entre grupos antagonistas, con saldos mortales.

El martes pasado, “El Nacho”, líder de uno de los grupos del crimen organizado que operaba en la zona, fue víctima de la balacera ocurrida cerca del rancho Las Pomas, según reportó personal de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua.

La camioneta en la que iba esta persona fue incendiada, y las autoridades sólo han podido identificar al “Nacho” entre los cadáveres que quedaron carbonizados en el lugar del enfrentamiento.

También el 29 de septiembre pasado, dos hombres murieron acribillados a tiros en esta comunidad.

Por ahora, oficialmente la Fiscalía del Estado de Chihuahua no ha emitido ningún informe, ni siquiera para confirmar o desmentir la información del enfrentamiento de hace dos días, que habría dejado una decena de muertos, según versiones de habitantes de esta comunidad y fotografías que ya circulan.

En el municipio de Madera, el recién nombrado presidente municipal, Jaime Torres Amaya, no ha emitido comentarios e, incluso, no ha nombrado al director de Seguridad Pública municipal.

Los habitantes del ejido El Largo Maderal aseguran que mejor se han encerrado en sus viviendas, porque los grupos armados circulan por las calles y tienen temor de ser agredidos.

Un comunicado de la Fiscalía de Chihuahua Zona Occidente confirmó el enfrentamiento a tiros del martes, los cuales también atacaron a la policía, hirieron a un agente y quemaron tres patrullas.

El hecho ocurrió el pasado martes; se informa que el enfrentamiento fue ocultado por el gobierno de Chihuahua, que rechazó este brote de violencia en Madera. Al acercarse a la zona, los policías fueron atacados a balazos y tuvieron que huir a pie, dejando las patrullas abandonadas.

 Un policía, Jonathan Aguilar, resultó lesionado en el muslo derecho. Al regresar, los agentes ministeriales encontraron cuatro vehículos incendiados y cuatro cadáveres calcinados.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...