compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- El Ayuntamiento de Cuernavaca prevé para el siguiente año adquirir su propia planta de asfalto y atender las necesidades ciudadanas respecto al bacheo y mal estado de las calles de la capital del estado.
El 70 por ciento del problema de baches y el mal estado de las calles está resuelto, y antes de que concluya el año, se espera contar con un 90 por ciento de avance, informó José Cruz Torres Campos, secretario de Infraestructura Urbana, Obras y Servicios Públicos.
Aseguró que antes de la segunda quincena de diciembre, esperan reparar un 90 por ciento de los baches, mientras, “le pedimos a la sociedad que nos tenga paciencia, sabemos y reconocemos del problema, pero que comprendan que no es de esta administración”, añadió.
Dijo que las brigadas de bacheo y el personal operativo atiende las demandas de los ciudadanos y las calles que están en mal estado, son reparadas conforme se tiene contemplado el calendario.
“Estamos trabajando a marchas forzadas, se tendrá que ir poco a poco, de lo contrario el material que estamos colocando para tapar los baches de nada serviría”, dijo Torres Campos, quien informó que son seis cuadrillas que se distribuyen en las colonias que dan el servicio conforme lo va permitiendo el material y el tiempo.
Informó que la reparación de las calles, se está realizando con recursos propios en una parte y el resto con el apoyo de recursos federales, “en un inicio contamos con un apoyo de seis millones de pesos, nos queda la mitad y es para concluir este año”, agregó.
Adelantó que se realizan estudios en las avenidas principales  para ver cuales requieren de una mayor inversión, es decir, algunas por el deterioro que presentan requieren de un rencarpetamiento, y el otro solo material para cubrir las fracturas y hundimientos.

Piden apoyo de los ciudadanos
Personal del Ayuntamiento aseguró que los trabajos de rehabilitación se están realizando conforme a lo programado y esperan llegar a la meta.

90 %
de avance en restauración de baches tendrán para diciembre

 

Por: CARLOS SOBERANES /  [email protected]