Para conmemorar el sexto aniversario luctuoso del paisajista mexicano Nicolás Moreno, considerado como uno de los mejores en su género en el siglo XX, se inauguró en el Museo Güelu la muestra “Paisajes”, recordando el talento y gran trabajo del artista.
Para dar inicio, se cortó el tradicional listón, teniendo como invitada especial a Alicia Moreno, hija del pintor, quien creó varios murales, incluido el del Museo Nacional de Antropología en la Sala de Teotihuacán y en el cuarto Otomi-Pame, que se hizo acompañar de Jorge Cázares, hijo del también pintor morelense Jorge Cázares. Amigos y familiares se dieron cita para ser parte de este colorido homenaje, en el que  la naturaleza como los árboles y el mar, fueron el centro de atención.
Fernando Cué, director del museo, indicó que la obra de Nicolás Moreno es una obra con carácter, fuerte, sólida, bien estructurada y sobre todo sensiblemente emotiva, por solo mencionar algunas características que le distinguen. Nicolás Moreno aseguraba que: “El paisaje ha sido ya simplificado, sintetizado, deformado, abstraído, igual que la figura humana que, como el concepto de realidad, ha sufrido mil cambios”.
Durante la inauguración de la exposición, se ofreció un coctel con vino tinto y blanco. Cabe destacar que la muestra permanecerá hasta el mes de junio en el Museo Güelu.

 

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...