Con tan sólo 22 años, Bethany Lynn Stephens perdió la vida luego de dar el paseo diario a sus perros.
De acuerdo con la investigación, la joven salió de su casa con las mascotas, pero ya no volvió, por lo que su padre decidió salir a buscarla al bosque que ella solía frecuentar.
Al llegar al lugar, vio algo que sus ojos no podían creer: el cadáver de su hija yacía en el suelo, mientras que los canes lo custodiaban.

Autoridades del Condado de Goochland, Virginia, acudieron al lugar para averiguar el motivo de la muerte, y llegaron a la conclusión de que Bethany había sido devorada por sus mascotas, dos pitbull.

"Los perros claramente, por lo menos de lo que hemos estimado en una noche ocura, tuvieron que ver con esto. Fue espeluznante lo que hicieron. En mis cuarenta años de servicio jamás he visto algo parecido. espero que no tenga que volver a ver algo así", señaló el comandante Jim Agnew.

Varios oficiales que acordonaron la zona aseguraron que los perros parecían "bestias poseídas".

De acuerdo con diversos medios, las autoridades no han determinado la causa del comportamiento de los animales, mientras esto ocurre, la familia piió que se le practicara la eutanasia a los pitbull.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...