Cuernavaca, Morelos.- “No podemos permitir que se pierdan bosques y tierras productivas”, dijo el gobernador Graco Ramírez Garrido, al iniciar el rescate de las hectáreas que se incendiaron al norte de Cuernavaca, el pasado mes de marzo, como parte del Programa Estatal de Reforestación que arrancó el viernes en todo el estado.

Ayer el gobernador en persona sembró el primer árbol en la zona, en señal de que en Morelos los bosques se conservan, y entregó a productores el pago del seguro por sus cosechas siniestradas.

Ante vecinos y representantes de la comunidad de El Cebadal, de Santa María Ahuacatitlán, en el predio conocido como La Calera, propiedad de doña Petra García, Graco Ramírez inició su mensaje, señalando que su presencia en la región es una señal del compromiso de su gobierno con los productores de Los Altos de Morelos que, precisamente, inician en la zona norte de la capital.

Indicó que afortunadamente la temporada de incendios de este año, no causó pérdidas humanas, aunque “nos pegó”, expresó.

Por ello, reiteró que el Programa de Reforestación contempla la siembra de 5 mil árboles en diferentes zonas del estado.

Informó que con el programa de monitoreo de los bosques, este año Morelos se colocó entre los diez primeros estados en prevención y control de incendios forestales, evitando que se queme el 60 por ciento de la tierra que antes era devorada por el fuego.

Advirtió que el monitoreo también permite detectar actividades irregulares, e hizo énfasis en que quien sea sorprendido queriendo cambiar el uso de suelo agrícola a habitacional, o de reserva natural a agrícola, será sancionado.

En ese sentido, convocó a la población a no caer en la tentación de querer aprovechar la desgracia que se sufrió en la zona, para tratar de cambiar el uso de la tierra, o a denunciar a quién pretenda llevar a cabo una acción de esa naturaleza.

La construcción de fraccionamiento en tierras de cultivo, que ocurría antes, se acabó. “No vamos a permitir que en tierras de cultivo, o en áreas boscosas se construyan desarrollos urbanos porque eso atenta contra el futuro del propio estado”, insistió.

SEGURO POR INCENDIO

En el evento, el mandatario entregó el pago de seguros agrícolas a productores de sorgo, maíz, aguacate e higo, afectados por el incendio forestal.

Es la primera vez que el estado cubre daños a productores que pierden sus cosechas a causa del fuego.

El beneficio fue para 93, de los cuales Leonardo Arias, de Santa María Ahuacatitlán, y Lilina González, de Buenavista del Monte, lo recibieron de manos del jefe del Ejecutivo, ayer mismo.

El monto total del apoyo es de 3.8 millones de pesos, que incluyen el seguro, reparación de ollas de agua, sistemas de riego, poda y fertilizante, detallaron por separado los secretarios de Desarrollo Agropecuario, Roberto Ruiz Silva, y de Desarrollo Sustentable, Topiltzin Contreras MacBeath, que acompañaron ayer al gobernador.

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
[email protected]

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...