compartir en:

Lya Gutiérrez Quintanilla abrió las puertas de su hogar para la comida anual del Seminario de Cultura Mexicana, en la que excelentes amigos compartieron la tarde.
Los asistentes platicaron sobre grandes experiencias que han vivido juntos a lo largo de estos años, así como de las metas que han logrado con su trabajo, buscando difundir la historia y costumbres mexicanas, a lo largo y ancho de la República.
Durante esta reunión, los presentes comieron platillos típicos de la nación. Cabe destacar que todos llevaron obras literarias de sus autores favoritos y éstas fueron colocados en una mesa, a fin de que cada quien tomara los ejemplares que desearan leer y llevar a casa.
El evento fue amenizado por los sonidos y el baile de una banda de viento y un grupo de coloridos chinelos, que tomaron por sorpresa a los invitados. Se trató de un obsequio por parte de la anfitriona, para destacar las tradiciones morelenses y diversión de los integrantes de este grupo dedicado a diferentes expresiones, como la ciencia, las artes y las letras, desde hace más de 70 años.