Los comerciantes del Centro Histórico hicieron esta semana una protesta frente al Teatro Ocampo para solicitar la reapertura de la Calle de Guerrero.
El gran número de comercios que ha cerrado en la Plaza Lido y varios de los negocios de la calle de Guerrero han hecho que, en su desesperación, los comerciantes salgan a protestar para ver si hay alguna autoridad que les haga caso y se vuelva a abrir a la circulación la mencionada calle.
La verdad es que determinaciones como esa de cerrar la calle de Guerrero, son tomadas por la autoridad que no conoce bien la ciudad y no tiene idea de cómo funciona la vialidad en el centro de Cuernavaca, al que les ha dado en llamar Ecozona, quizá para ver si así parece medio ecológica, aunque la verdad sea nada más de nombre, o será tal vez por la gran cantidad de ratas que crecen peor que conejos en el Jardín Juárez de nuestro Centro Histórico.
Porque la mugre y la cantidad de polvo por las obras está realmente fuerte; son “maravillosos” los constructores que casi cierran el paso entre Matamoros y Galeana y sólo dejan un carril que, desde luego, hace que la cola llegue casi al Calvario, y las “brillantes” mentes del gobierno van a acabar con la traza prehispánica de Matamoros, para dejar un solo carril, eso sí, con muchos jardincitos, aunque a cada jardincito se lo lleve la primera lluvia de un día cuando hay ciclón en el Pacífico.
Eso sí, quieren como siempre la farsa, el maquillaje, todo pintado de los colores oficiales, aunque no exista un basurero, pero con macetones de fierro que les dejan mejor comisión que las macetas de barro de San Antón.
A los comerciantes los atendió el Presidente Municipal, los escuchó y dijo que se tomarán determinaciones. Qué bueno que alguien los escucha y que se demuestra que los pseudo líderes del centro no son lo que presumen, pues los comerciantes están harto cansados y molestos con ellos, que sólo sirven de tapadera la gobierno.
La remodelación del centro quedará bien por encimita y esperemos que los materiales sean buenos, para que no en un año tengamos que cambiar o parchar la obra; que se acuerden de la basura y pongan botes y que hagan una campaña para hacer desaparecer las ratas del centro, y que dejen de ponerle apodos. Sería más importante que cambiaran a los plateros de la plaza del Morelotes y regresar la escultura a su lugar, ya que esa plaza está hecha para que la escultura que va al centro tenga una proporción con el entorno. Quien no sabe, no entiende; pero además esa plaza se está moviendo, se ha separado varios centímetros del Palacio de Cortés, por lo que es necesario dejarla libre y cambiar a los plateros; quizás hacer un mercado de la plata en uno de los terrenos que ocupaban grandes casas en el centro a las que han derruido y ahora son estacionamientos.
Y ya que hablamos de estacionamientos, ésa es la primera de las necesidades que tendremos los que vivimos en el centro, pues los que existen están hechos en terrenos baldíos donde desde el suelo es una vergüenza por lo mal pavimentado y sucio; pero, eso sí, cobran como si fueran de lujo. En verdad, el único hecho para ser estacionamiento es el de Las Plazas y a veces es más barato que los de los terrenos baldíos.
De la misma manera que no tendremos aire limpio y vialidad en el centro mientras sigan los camioneros federales allí, ¿cómo vamos a dejar un solo carril, si los estacionamientos no son más que casas derruidas sin los servicios mínimos? Esa es la razón por la que estamos como estamos, pues lo verdaderamente importante hay que hacerlo y no lo quieren hacer de manera integral porque no les conviene; sólo lo que es negocio para el gobierno camina y, si no, ¿por qué no lo hacen?
Les molesta la opinión, pero los ciudadanos estamos cada día peor. ¿No cree usted?
FELICIDADES a mis compañeros por su tercer aniversario. La Facultad de Diseño de la Universidad Autónoma del Estado asume su quehacer profesional desde una perspectiva de responsabilidad social y conciencia crítica, que ha comenzado a dar frutos, afirmó Lorena Noyola Piña, directora de esa unidad académica durante el acto que se celebró ese día en el Museo de la Ciudad de Cuernavaca. Indicó que los estudiantes y académicos han participado en proyectos de investigación sobre la imagen y de diseño aplicado para beneficiar a la sociedad, a través de campañas de concientización, el trabajo con las artesanas, empresarios y comunidades.
Ante estudiantes, profesores y directores de diferentes unidades académicas y dependencias universitarias, Lorena Noyola expuso que la investigación sobre la imagen se ha ido resignificando como un factor de cambio social, “lo que implica la formación de estudiantes capaces de insertarse en una sociedad compleja que necesita profesionales preparados para afrontar los retos que impone la realidad de nuestro estado y nuestro país”, dijo.
Y mil felicidades a las doctoras Lorena Noyola y Laura Iñigo por la presentación de sus libros: “La imagen, el proceso cognitivo y el aprendizaje” y “Diseño editorial, manual de conceptos básicos”.

 

Por Teodoro Lavín lLeón

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...