Cuando creíamos que lo habíamos visto todo, ahora vemos como se ha puesto de moda el nuevo y peligroso, por otra parte, reto de comerse cápsulas de detergente. Un desafío de los adolescentes que se ha convertidlo en viral en las redes sociales.

La prueba consite en comerse una pastilla de detergente de las que se usan para lavar la ropa y grabarlo con el móvil. 

Bajo el lema 'Ted Pod Challenge', los vídeos han comenzado a inundar las redes sociales, de ahí que hayan salido varias organizaciones alertando de su peligrosidad. A pesar del riesgo que supone su ingesta, no han tardado en realizar memes sobre esta tendencia.

La doctora Karen Jenkins, directora médica del departamento de Emergencias del Piedmont Medical Center, ha comentado que «Son sustancias químicas tóxicas».