compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Encontrar una solución al problema entre el gobierno del estado y docentes jubilados por el bono del Día del Maestro no va a ser tarea fácil, coincidieron diputados de Movimiento Ciudadano y PRI, Jaime Álvarez Cisneros y Alberto Martínez González, respectivamente; los legisladores plantearon que sea a través del diálogo y no de medidas radicales, como las partes puedan llegar a un arreglo.
Alberto Martínez dijo que los ciudadanos no pueden quedar en medio del conflicto, con amenazas de bloqueos y marchas.
Dijo que si bien hoy la Auditoría Superior de la Federación (ASF) requiere al Estado la devolución de 600 millones de pesos por pagos no justificados en el ejercicio 2014, lo cierto es que “la costumbre se hizo ley” y debe encontrarse una solución que satisfaga a las partes.
El Congreso, dijo, exhortó al gobierno estatal a retomar el diálogo con los profesores jubilados; en aras de llegar a un acuerdo, puede proponerles que acepten un arreglo intermedio sobre los derechos que no están reconocidos en la ley.
“Tal vez no se pueda pagar todo el bono, pero a lo mejor se puede ofrecer una cantidad menor. Más vale un mal arreglo, que un buen pleito”, indicó el legislador.
Álvarez Cisneros subrayó la complejidad del tema al recordar que las “prestaciones” hoy reclamadas fueron logradas en otra época bajo una presión similar a la que ahora los docentes están planeando.
Eso obligó al gobierno a tomar recursos de fondos distintos para cumplir con derechos que no están reconocidos por la federación y que hoy son requeridos.
Hizo énfasis en que hay cierta legitimidad en el reclamo de los jubilados, pero no se puede apostar por el agotamiento del erario.

"Habrá que encontrar una solución para acabar la confrontación y para terminar con los empleados de primera y de segunda.” Jaime Álvarez Cisneros, diputado de Mov. Ciudadano

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ /  [email protected]