compartir en:

En Estados Unidos, se está reportando el peor verano para las salas de cine, con una caída del 11% de espectadores respecto al año 2016. Muchos atribuyen esto a los servicios de streaming, ya que la gente prefiere quedarse en casa a ver una película, pero la realidad es que los precios para las salas de cine han aumentado de forma descomunal, lo que hacer que ir al cine en familia o en pareja hoy en día es considerado un lujo.

En el 2011 nació una empresa llamada “MoviePass” con la idea de crear una suscripción mensual para las personas que aun prefieren ir al cine. Mitch Lowe cofundador de Netflix y CEO de MoviePass, busca atacar el mercado, ofreciendo una opción de acudir al cine una vez al dia por 9,95 dólares al mes, como si fuese una suscripción de Netflix.

Por supuesto existen algunas restricciones: la suscripción es intransferible, solo se pueden comprar los boletos en persona para funciones de ese día y no aplica para sala 3D o IMAX.

Esta es una opción muy atractiva, ya que con solo ver una película al mes el costo de la membresía queda cubierto.