México.- La decisión del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) de quitarle el castigo de un año al argentino Enrique Triverio, pero sobre todo de Pablo Aguilar es un duro golpe para la FMF, señaló el ex árbitro Edgardo Codesal.

“Este golpe es para todos porque demuestra que la Federación Mexicana de Futbol (FMF) no debió haber aceptado la situación de la petición y sobre todo buscar un supuesto reglamento de la Comisión de Árbitros podía apelar la sanción”, señaló.

Explicó que el castigo de un año que se le aplicó a los jugadores por agredir a Miguel Ángel Flores y Fernando Hernández, respectivamente, sólo fue para tratar de quitarse el parón de los silbantes en la fecha 10 Liga MX.

“Eso fue con la salida para tratar de levantar la huelga arbitral, porque era un problema que ya había estallado, pero nunca debió haber sucedido”, apuntó.

Para el ex encargado del área técnica de la Comisión de Árbitros, los responsables son la FMF y las diferentes comisiones que se vieron involucradas.

“En general todos son culpables, la federación y comisiones, se entiende de arriba para abajo y nosotros dijimos en su momento que lo que los árbitros sostenían, sobre todo en el caso del jugador americanista, había una agresión, en las formas no, en el fondo estaba de acuerdo, pero las formas no”, sentenció.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...