compartir en:

Un turista extranjero en aparente estado de ebriedad fue atacado por un cocodrilo que le arrancó un brazo cuando orinaba en la laguna de Nichupté, en la zona hotelera de Cancún.

Según un reporte policial, el hombre caminaba sobre el bulevar Kukulcán, cuando se detuvo a hacer sus necesidades.

Pero fue sorprendido por el ataque de un cocodrilo, con el que forcejeó hasta que logró escapar, pero perdió parte de un brazo, que aparentemente se habría llevado el animal.

La Cruz Roja acudió al sitio y trasladó al hombre a un hospital público, donde fue sometido a una intervención quirúrgica y se le reporta en estado delicado.

La víctima permanece en calidad de desconocido, pero las autoridades presumen que se trata de un turista extranjero, probablemente estadunidense.

En las aguas dulces de la laguna Nichupté, donde se realizan deportes acuáticos, habitan cocodrilos cuyo tamaño puede superar los tres metros.